¿Es complicado sacarse el carnet de coche?

En este post vamos a explicarte cómo es el examen de conducción (teórico y práctico) que encontrarás cuando quieras obtener tu carnet de coche y cuáles son los documentos que vas a necesitar para conseguirlo.

¿Cómo son las pruebas?

Antes de pensar en eso, tienes que cumplir una serie de requisitos:

  • Has de ser residente legal en España durante al menos 6 meses y mostrar un NIE válido o pasaporte.
  • Aportar una foto de carnet.
  • Pasar un examen psicotécnico.
  • Rellenar el formulario de obtención del permiso de conducir (disponible en tu autoescuela).
  • Abonar la cuota de inscripción.
  • Tener mínimo 18 años.

El psicotécnico es una prueba que valora tu visión y tus reflejos. Cuesta entre 20 y 45 €. Pregunta en la autoescuela cuál es el centro más cercano donde poder realizarlo.

Una vez que te inscribas, te proporcionarán todo el material necesario para comenzar tu preparación para la prueba teórica. Algunas escuelas ofrecen clases tradicionales impartidas por un instructor, mientras que otras tienen salas de ordenadores en las que puedes ver vídeos con tutores virtuales. Incluso existen algunas que ofrecen el curso teórico completamente online.

Puedes realizar el examen oficial en la oficina de la DGT más cercana. No aprendas todo el libro en un día, elabora un plan de estudio para dominar cada uno de los bloques del temario. La prueba es tipo test de opción múltiple, pero debes obtener un 90 % o más para aprobar. Dado que es un examen de 30 preguntas, eso significa que solo puedes equivocarte en tres. Sin embargo, siempre que estudies, tengas una base suficiente y hagas muchos test, aprobarás sin demasiada dificultad.

También es muy importante tener un buen instructor de prácticas, ya que este te va a enseñar a circular correctamente. Sin embargo, recuerda que será la experiencia la que te convertirá en un buen conductor. En este sentido, tienes que aprender a convivir en el asfalto. El profesor te proporcionará las herramientas requeridas para que exprimas tus habilidades al volante.

Es bastante común que se reciban clases fuera de la autoescuela (amigos, padres, etc.), pero no lo hagas, ya que cogerás vicios que luego te costará corregir.
El día que tengas el examen práctico, un examinador va a comprobar varias cosas: tu forma de conducir, el cumplimiento de las normas vigentes y la seguridad (si adviertes los riesgos, respetas las señales, mantienes la distancia de seguridad, etc.). Presta muchísima atención a las instrucciones que recibes del examinador y, sobre todo, intenta calmar los nervios.

La autoescuela con más aprobados

Es muy importante que busques una empresa que te aporte las máximas garantías. Por ejemplo, que sea la autoescuela con más aprobados. Aunque parezca obvio, es fundamental escoger muy bien el lugar donde estudiarás. Que sea más barata tampoco quiere decir que imparta formación de baja calidad. No obstante, recuerda que, con el lema low cost, algunas ofrecen métodos de formación rápidos que no capacitan para circular en la vida real.

Como conclusión, sacarte el carnet de coche no tiene por qué ser ningún suplicio. Siempre que hayas aprendido bien los conceptos y asentado las bases, puedes aprobarlo a la primera sin problema. Si no es así, comprende que este proceso contiene un pequeño porcentaje de suerte y que los nervios también juegan muy malas pasadas. Descansa bien el día anterior y acude con tiempo suficiente para preparar la documentación necesaria y, si te apetece, quizás hacer un repaso rápido a aquellos bloques que te generan más dudas. Aun así, si realizas cualquiera de los exámenes y compruebas que no ha sido tu mejor día, no desistas, sigue practicando.